Estar incluido en un fichero de morosos puede acarrear muchas consecuencias a un particular o a una empresa. Puede dificultar la obtención de futuros préstamos, aumentar los tipos de interés e incluso dañar la reputación. Los morosos son individuos que han dejado de pagar sus deudas y han sido denunciados a las agencias de crédito. Convertirse en moroso puede ocurrirle a cualquiera, pero es importante conocer tus derechos y opciones.

¿Qué es un fichero de morosos?

Una fichero de morosos es una recopilación de personas o empresas que han sido denunciadas a las agencias de crédito por deudas impagadas. Cuando las deudas están impagadas durante un periodo determinado, los acreedores pueden informar de ello a la oficina de crédito, que anota el retraso en el pago en el informe crediticio de la persona.

Estos ficheros son utilizados por entidades financieras y empresas para evaluar el riesgo crediticio antes de otorgar préstamos o conceder servicios.

En España, los ficheros de morosos más conocidos son ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación) y EQUIFAX. Estos ficheros recopilan información sobre deudas impagadas, incluyendo detalles como la cantidad adeudada, la entidad acreedora y la fecha de inclusión.

¿Cuáles son las consecuencias de ser un moroso?

Estar incluido en un fichero de morosos puede tener consecuencias negativas en el perfil financiero de la persona. Estas consecuencias incluyen:

1. Dificultad para obtener préstamos

2. Tipos de interés más altos

3. Acceso limitado al crédito

4. Posibilidad de que se te denieguen oportunidades de empleo

5. Dañar la reputación

Las consecuencias de ser un moroso pueden ser graves y de gran alcance, por lo que entender el proceso puede ayudar mucho a proteger los propios derechos.

¿Cómo se acaba en un fichero de morosos?

Entrar en un fichero de morosos en España no está determinado por la magnitud de la deuda o el número de acreedores. Aunque pueda parecer sorprendente, las listas de morosos están reguladas por la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal.

La condición primordial para entrar en un fichero de morosos es tener una deuda vencida que lleve, al menos, cuatro meses en esa situación. Contrario a la creencia común, la cantidad de la deuda no es un factor determinante. Se puede ser inscrito en uno de estos ficheros tanto con una deuda modesta de 20 o 30 euros como con una suma más significativa de 10,000 euros.

Existen diversas razones por las cuales una persona puede acabar en un fichero de morosos. Algunas de las situaciones más comunes incluyen:

  1. Impagos de préstamos o créditos: Si un individuo no cumple con los pagos acordados en un préstamo o una línea de crédito, la entidad acreedora puede reportar la deuda a un fichero de morosos.
  2. Deudas con empresas de servicios: Facturas impagadas de servicios como telefonía, suministros o alquileres también pueden conducir a la inclusión en un fichero de morosos.
  3. Impagos a proveedores: Las deudas con proveedores comerciales también pueden ser motivo de inclusión en estos registros.
  4. Deudas financieras: Cualquier deuda financiera, ya sea con una entidad bancaria u otra institución financiera, puede llevar a la inclusión en un fichero de morosos.

¿Cuándo se considera inclusión indebida en un fichero de morosos?

La inclusión indebida en un fichero de morosos se produce cuando se vulneran los derechos del afectado. Para determinar la inclusión indebida en un fichero de morosos en España, es esencial tener en cuenta los requisitos establecidos en el artículo 20 de la Ley Orgánica 3/2018. Aquí se describen los elementos clave que definen la indebidez de la inclusión:

  1. Deuda cierta, vencida y exigible: El primer requisito es que la deuda debe ser cierta, vencida y exigible. Si la obligación dineraria no existe o ya se ha cumplido, se considera indebida su inclusión. El Tribunal Supremo ha establecido que no se pueden incluir en ficheros de morosidad datos personales por razón de deudas inciertas, dudosas, no pacíficas o sometidas a litigio.
  2. Deuda sometida a reclamación administrativa o judicial: No podrá incluirse en los ficheros de morosos aquella deuda que esté siendo objeto de reclamación administrativa o judicial, o que esté siendo sometida a un procedimiento alternativo de resolución de disputas, como el arbitraje de consumo.
  3. Requerimiento dinerario inferior a cincuenta euros: Se presta especial atención al requerimiento dinerario cuya cuantía principal sea inferior a cincuenta euros. Según los requisitos establecidos por el legislador, la inclusión de estas cantidades se considerará como indebida.
  4. Información y consentimiento del acreedor: Es fundamental haber sido informado por el acreedor de que, en caso de incumplimiento de la obligación dineraria, existe la posibilidad de ser incluido en ficheros de morosidad. El acreedor también debe comunicar al afectado todos los ficheros de los que es participe. El consentimiento del afectado es crucial, ya que la falta de conocimiento de esta circunstancia implicará que la inclusión sea considerada como indebida.

¿Cómo reclamamos tu inclusión indebida en un fichero de morosos?

Descubrir que estás incluido en un fichero de morosos puede ser estresante, pero reclamar tu situación es tu derecho. Aquí te guiaremos a través del proceso.

1. Verificación de inclusión: Lo primero es confirmar si estás registrado en algún fichero de morosos. Te proporcionaremos la información clave, como la fecha de inclusión, la cantidad reclamada y qué empresas han consultado tu historial.

2. Respuesta en 30 días: El responsable del fichero tiene un plazo de 30 días para responder a tu reclamación. Durante este tiempo, analizaremos si se cumplen los requisitos establecidos por la Ley de Protección de Datos para tu inclusión en el fichero.

3. Cumplimiento de requisitos: Tras el período de respuesta, evaluaremos si se han respetado los requisitos legales para tu inclusión en el fichero de morosos. Si no se han cumplido, iniciaremos la reclamación correspondiente.

4. Reclamación y eliminación de datos: Iniciaremos el proceso de reclamación para solicitar la eliminación de tus datos del fichero de morosos. Además, buscarás una indemnización por la vulneración de tu Derecho al Honor.

Paris&Pardeiro Abogados en Móstoles

La indemnización por inclusión indebida en ficheros de morosos es un derecho fundamental para proteger la reputación y la situación financiera de los individuos. En Paris&Pardeiro Abogados Asociados ofrecemos asesoramiento legal especializado en reclamaciones por inclusión indebida, brindando a los clientes la asistencia necesaria para garantizar la corrección de la información y, en su caso, la compensación por los daños sufridos.

Conclusión

En un mundo donde nuestra información financiera es crucial, ser incluido erróneamente en estos registros puede tener consecuencias serias. Como abogados que representamos a las personas en estas situaciones, estamos trabajando para asegurar que se respeten sus derechos y que las empresas responsables rindan cuentas por sus errores.

Las leyes en España respaldan el derecho a recibir una compensación adecuada, lo que destaca la importancia de seguir luchando por un trato justo y transparente en la gestión de la información crediticia. Esto no solo protege a los individuos, sino que también contribuye a un sistema legal y financiero más justo y confiable para todos.

Call Now Button